LA ARGENTINA MEDIOCRE DEL HOMBRE MEDIOCRE

                                                                                   MEDIOCRIDAD 1.jpg                                                                     

                                                "El rasgo característico del hombre mediocre, es su deferencia por la opinión pública.
                                 No habla jamás, siempre repite.
                                     Sus admiraciones son prudentes, sus entusiasmos son oficiales”.
                                                                                                                                 Ernest Hello

 Los signos de la crónica enfermedad argentina, cual es su mediocridad, los hemos repetido hasta el hartazgo, pero nada cambia y todo se agrava.
Uno puede ser conducido hacia la verdad, pero no puede ser forzado a creerla.
Esta calamidad nacional es el producto de un progresivo abandono del manejo de los negocios públicos en las manos de una dirigencia rastrera.
Carentes de estrategias de desarrollo económico-social, sin ADN productivo, sin políticas que fomenten la cultura del trabajo, la educación y el patriotismo, ya hace 45 años que nos deslizamos por el barranco de la decadencia.
En 1976 había 4% de pobres. Hoy rondan el 50%. ¿Hace falta decir algo más?
Si la riqueza de las naciones estriba en su capital humano, ¿Que destino nos aguarda?
Con una marginalidad creciente, con un gasto público exorbitante, con una inflación imparable, sumadas a las torpezas o la mala intención de los que mandan, cuesta mucho repetir las palabras de nuestro Himno Nacional: ¡Al gran pueblo argentino Salud!